¿Qué tan importantes son los recubrimientos de acero?

Fabricamos y distribumos láminas y otros materiales de acero, cotizamos al instante

¿Para que sirve recubrir el acero?

Los recubrimientos para el acero suelen incrementar ligeramente el precio de los productos hechos con este material, y por ello, diversos clientes prefieren comprar materiales más económicos, sin conocer realmente los beneficios que tiene el contar con un producto de acero que se encuentra protegido por una capa superficial que le ayuda a sobrevivir por más tiempo. Por ello en esta entrada, hablaremos acerca de la importancia de los acabados en el acero y de sus beneficios.

El acero con recubrimiento se usa para crear productos como las láminas galvanizadas. ¿Qué ofrece este producto? Averígualo en esta entrada.
El acero con recubrimiento se usa para crear productos como las láminas galvanizadas. ¿Qué ofrece este producto? Averígualo en esta entrada.

Los recubrimientos de acero son recubrimientos que se aplican al metal para proteger la superficie y reducir el desgaste. Un metal sin protección se oxidará y corroerá debido a la exposición ambiental. Al recubrir el metal, se proporciona una capa adicional de protección. Se puede aplicar una variedad de recubrimientos al metal, y la elección del tipo de recubrimiento a aplicar está determinada por el uso final del producto metálico. Algunos tipos de recubrimientos metálicos están diseñados para proteger el metal del óxido, la corrosión, la suciedad y escombros. Estos recubrimientos hacen que el acero sea un material más duradero.

Esto es importante para aplicaciones en equipos para exteriores, como barcos, equipos pesados, automóviles, trenes y aviones. Todos estos elementos están expuestos a una variedad de agentes a través del entorno de trabajo que podrían ser dañinos, como combustible, aceite, lubricantes y suciedad. El revestimiento de metal evita la oxidación y el óxido. Sin una capa protectora, el metal de un tren o automóvil se dañaría rápidamente por los líquidos y productos químicos a los que está expuesto habitualmente. El revestimiento del metal lo protege de estos contaminantes, lo que proporciona un producto más duradero y duradero.

En otros casos, los recubrimientos metálicos se utilizan para actuar como lubricantes o agentes de torsión. Por ejemplo, los tornillos, pernos y sujetadores son objetos metálicos que a menudo se tratan con un revestimiento metálico para que sean más fáciles de desatornillar o apretar. También alrededor de la casa, puede encontrar revestimientos de metal en sus muebles de exterior, cercas. El revestimiento de metal protege estos artículos del clima para que los muebles de su patio no se oxiden cuando se sientan afuera durante una tormenta. Una forma común de revestimiento de metal que puede reconocer en la casa es el acero galvanizado.

Los equipos de metal se utilizan comúnmente en situaciones de trabajo pesado que causan algún daño. La aplicación de un revestimiento metálico proporciona una capa de protección en estas situaciones. Los recubrimientos metálicos pueden ser algo flexibles, por lo que resisten el impacto y el movimiento. Esto ayuda a evitar que se astille y raye la superficie metálica debajo del revestimiento. Los recubrimientos metálicos también se pueden formular en una variedad de acabados. El acabado puede ser tanto una opción cosmética como una opción funcional, tal como sucede con Pintro y Zintro Alum.

Existe una variedad de métodos en los que se aplican revestimientos metálicos. Los recubrimientos metálicos se pueden rociar en forma líquida o en polvo. Un producto puede sumergirse en un revestimiento de metal o galvanizarse también. De esta misma forma, existen otra serie de factores que pueden determinar si un producto de acero tendría un mejor desempeño con algún tipo de acabado, como lo son la apariencia, efectividad, resistencia, etc. Por ello se debe de elegir con cuidado la clase de acabado que puede resultar mejor.

Los aceros al carbono suelen ser muy prácticos, y al no contar con un recubrimiento, adquieren una capa de óxido que sirve como barrera para que dicha superficie se consuma mientras el resto del acero se mantiene en condiciones mejores. Sin embargo, si existe un cambio drástico en el ambiente, esto puede cambiar y afectar a todo el producto. Por ello la aplicación de acabados como el pintro, galvanizado o zintro alum resulta de tanta utilidad para cientos de piezas de acero que son usadas en toda clase de sitios.

El acero con recubrimiento se usa para crear productos como las láminas galvanizadas. ¿Qué ofrece este producto? Averígualo en esta entrada.

En Aceros Torices contamos con el stock más grande en acero recubierto con entrega inmediata en medidas estándar, fabricamos largos especiales de acuerdo con las especificaciones que el cliente requiera (consultar con un ejecutivo de ventas).

Si estás interesado en adquirir nuestros productos, cotiza tu material comunicándote con nuestros ejecutivos de ventas y con gusto te ayudaremos. Puedes hablar directamente al número 55 5888 2185 o llenando el formulario de contacto que se encuentra abajo.

Cotizaciones al instante

Completa el siguiente formulario con todos los datos solicitados.

Amplia red de
distribución a
nivel nacional

Línea Directa

55 5888 2185

Oficinas

Tultitlán, Edo. Mex.

Correo electrónico

info@acerostorices.com

Piensa en Acero